Para la atención de sus usuarios, la Fundación cuenta un Centro Integral de Atención y Orientación (CIAO), donde se recibe a las familias comunitarias que se acercan solicitando ayuda. Si la familia cumple con los requisitos básicos para ingresar a la Fundación, se concreta una entrevista personalizada con una operadora social, quien determinará su ingreso, dará seguimiento, contención y asesoramiento, así como también definirá las prestaciones o apoyos específicos para cada familia. El trabajo de las operadoras se centra en evaluar y estudiar cada situación, de acuerdo a las necesidades específicas de cada familia y de cada integrante de la misma.

La Fundación trabaja sobre cuatro pilares básicos: la alimentación, la salud, la vivienda y la orientación, focalizando sus esfuerzos en la promoción e integración social.

Además, existen otras áreas de atención en las cuales se trabaja: Educación, Apoyo Laboral, Área Cultural, Identidad Judía y Claims Conference (apoyo a sobrevivientes de la Shoá).

En este marco, la Fundación Tzedaká dispone de una variedad de programas y actividades que intentan reflejar la variabilidad de los usuarios en aspectos socio-demográficos como la edad, el sexo y la condición de salud psico-física. En estos programas pueden participar tanto quienes reciben prestaciones como quienes no lo hacen, pero sí es condición necesaria ser usuario institucional.

Los usuarios que ingresan a la Fundación pueden presentar diversas situaciones. Una de ellas son las familias que su situación socio-económica es crítica. En ese caso las principales prestaciones otorgadas son las siguientes:

- Dentro del Área de alimentación, se les otorgan tickets de alimentación, montos de compra en supermercados y viandas a domicilio.
- En el Área Salud, corresponden a cuotas mutuales y emergencia móvil, medicamentos (generalmente otorgados por la Farmacia Comunitaria, a quien la Fundación le reintegra el costo), estudios médicos, servicio de acompañantes y auxiliares gerontológicos, cuotas de casas de salud mental u hogares de ancianos, entre otros.
- En el Área de Vivienda, las prestaciones la componen los diferentes gastos y servicios vinculados al hogar tales como: electricidad, agua, calefacción, pago de gastos comunes o subsidios de alquiler, pensiones o cuotas de BHU.

Las personas que se acercan a la Fundación en muchos de los casos no solamente presentan problemas económicos, sino también importantes cuadros de depresión, angustia, a raíz de la situación que está atravesando en ese momento la familia. En este sentido, las familias que reciben prestaciones también reciben orientación y contención. Los técnicos asignados a cada familia, les brindan entrevistas y seguimientos frecuentes, dándole el apoyo que necesitan y asignándoles si es necesario la participación en uno o más programas que desarrolla la Fundación.

Otra situación son las familias que se acercan a la Fundación atravesando dificultades económicas pero con ingresos modestos que no llegan a constituirse en una situación de pobreza per-sé, pero se hallan en una situación de gran vulnerabilidad. En este caso el apoyo que reciben es de Orientación, y se busca en forma conjunta diferentes recursos sin llegar a otorgarles prestaciones económicas, ayudándolos a organizarse para mejorar su futuro, buscando potencializar las capacidades de cada persona para generar su autonomía.