Área Vivienda

Reparación de viviendas precarias: Este programa apunta a mejorar las condiciones de habitabilidad de las viviendas más precarias de los usuarios y que presentan graves problemas tales como el desprendimiento del cielo raso, la entrada de agua, la rotura de caños, instalaciones eléctricas obsoletas con riesgos significativos de accidentes y humedades graves. Dicho programa cuenta con el asesoramiento profesional de un arquitecto voluntario. Vivir bajo un techo inadecuado e inseguro amenaza la calidad de vida de las personas, atentando directamente contra su salud física y mental. La mayor parte de los usuarios de nuestro sistema de atención social habitan en viviendas muy humildes y con un grado de deterioro importante, siendo este un indicador clave de los procesos de vulnerabilidad y de exclusión.

Calefaccionamiento de viviendas: Consiste en la compra y recambio de garrafas de gas durante el invierno para los hogares más humildes (o alternativamente el pago de servicios de calefacción eléctrica) y, especialmente, para aquellas personas cuya condición de salud puede agravarse seriamente por los efectos del frío.